OTOPLASTIA EN MADRID

Técnica quirúrgica consistente en la remodelación de las orejas prominentes para que adquieran una forma más armónica con el rostro.

OBJETIVO

Reposición de las orejas dejando una apariencia más uniformada.

DURACIÓN

Oscila entre 1 y 2 horas, aunque puede variar según la complejidad de la intervención.

PROCEDIMIENTO QUIRÚRGICO

Se lleva a cabo mediante anestesia local, o anestesia local más sedación. Normalmente para niños menores de 12 años suele utilizarse anestesia general. Es necesario el ingreso hospitalario, aunque usualmente recibe el alta horas más tarde.

NIVEL DE MALESTAR (0-10)

Las primeras 24-48 horas son muy molestas con un nivel de malestar entre 5-6 sobre 10. Pasado ese tiempo el malestar es muy bajo y solo se produce al contacto.

RESULTADOS

Se trata de una intervención muy agradecida cuando el defecto es obvio.

RECUPERACIÓN

A las 72 horas se puede volver a la oficina si la evolución es favorable.

Si tiene cualquier pregunta no dude en consultarnos a través de nuestro formulario de contacto.

[¿Qué es  la  otoplastia?]

La otoplastia es un proceso quirúrgico destinado a mejorar la forma de las orejas. Principalmente se encarga de la recolocación de las orejas dejando una apariencia mucho más uniforme con el resto de la cara. Sólo debe ser indicada en aquellos pacientes en los que existe una verdadera desproporción en la forma de sus orejas. Mínimos defectos es mejor no ser tratados. 

Las orejas y la nariz son áreas de especial sensibilidad estética y curiosamente los defectos son más percibidos por los pacientes que por su entorno. Es por ello que se requiere partir de unas expectativas realistas, y evitar imágenes preformadas de un resultado. El objetivo de la cirugía es devolver un aspecto de normalidad a las orejas y que estas pasen desapercibidas a terceros.

Usualmente esta técnica puede realizarse en los niños a partir de 10-14 años aproximadamente, ya que el tener “las orejas de soplillo” puede suponer problemas psíquicos graves generados por las relaciones personales en periodos de infancia y adolescencia. Aunque los casos más dramáticos se suelen operar durante la infancia, son muchos los adultos que nos solicitan consulta.

Hay que subrayar que las orejas en asa no son una patología, sino una variante de la normalidad, bastante frecuente, entorno al 5-10% de la población presentar alteración en la forma de los pabellones auriculares.  Sin embargo, a muchos pacientes les origina inseguridad, pudiendo en los casos extremos, ser  considerado por el paciente un hándicap en la interacción social. 

[¿Otoplastia en Madrid con cirugía o sin cirugía?]

Solo existe una forma para corregir de forma definitiva y permanente las orejas en asa y es mediante cirugía. Con dispositivos externos podemos corregir temporalmente la forma; pueden ser útiles para hacerse una idea del cambio, pero nunca será una solución permanente.

La otoplastia es una intervención que por definición requiere de cirugía, por lo tanto otoplastia sin cirugía no existe.

[¿Cuál es la mejor edad para intervenirse de otoplastia? ]

Para nosotros, la mejor edad es aquella en la que se ha producido una maduración del paciente tal que permite realizar la intervención bajo anestesia local únicamente, o anestesia local y sedación. Esta edad suele ser a partir de los 11-12 años aproximadamente. A pesar de ello, en ciertos casos, en los que la deformidad puede condicionar el desarrollo, se puede plantear la intervención a partir de los 5-6 años.

La cirugía de las orejas va dirigida principalmente a personas, que presentar una alteración en la forma de las orejas, no siempre es una cuestión de estética.

[Lugar de la intervención]

La otoplastia es una técnica quirúrgica que requiere ingreso en una clínica u hospital y se realiza dentro de un quirófano. Nunca debe realizarse dentro de una consulta.
La paciente ingresará en el hospital horas antes de la intervención.

[¿En qué consiste la operación de otoplastia?]

La operación consiste en reposicionar el cartílago auricular, para que la oreja tenga una forma menos llamativa. La reposición puede realizarse mediante suturas, o mediante el rayado del cartílago, la cicatrización hará que la reposición sea permanente.

[Tipos de operación de orejas]

Existen multitud de técnicas, la elección de una respecto a otra viene dada por el caso y la deformidad a tratar. La amplia mayoría comparten la misma vía de acceso localizada en la zona posterior de la oreja. La cicatriz es por tanto sólo visible desde la parte posterior, además para apreciarla hay que separar la oreja.

Simplificando mucho podemos diferenciar 2 tipos de técnicas:
- Las que utilizan suturas sobre el cartílago auricular para corregir la forma de este y que la cicatriz consiga que el resultado sea permanente. Son las más empleadas actualmente.
- Las que consiguen alterar la forma del cartílago mediante el rayado del mismo, la cicatrización posterior conseguirá fijar el resultado. Las menos empleadas.

La primera es la frecuentemente utilizada por ser menos agresiva, fácilmente reproducible y conseguir alterar la forma del pabellón auricular de manera más precisa.

La intervención en este tipo de técnicas quirúrgicas consiste en realizar una incisión detrás de la oreja para poder acceder al cartílago. Este cartílago es modificado o extirpado (si se requiere) y doblado, fijando la nueva posición con suturas, etc. La cicatriz es casi invisible por la zona en la que se encuentra.

[Otoplastia en Madrid para niños con complejos]

Son los niños los que sufren más frecuentemente el complejo por llevar, habitualmente, el pelo más corto que las niñas. En estas es más frecuente rechazar las coletas o las trenzas.

A la edad de 5-7 años los niños comienzan a percibir que la forma de sus orejas es diferente a la de sus compañeros, y estos últimos, empiezan a señalar esa diferencia.

En la inmensa mayoría de los casos, un niño con este complejo, presenta una alteración morfológica destacable, aunque la personalidad individual del niño puede modular de forma clara esa percepción. Teniendo por ello que estudiar cada caso de manera personalizada.

[Tipo de anestesia]

La otoplastia suele realizarse con anestesia local o local más sedación. Se procederá por tanto a anestesiar la zona de la oreja y se acompañará de sedantes para tranquilizar al paciente, quien estará despierto durante la intervención.
Normalmente, para niños menores de 12 años, se utiliza anestesia general, mediante inducción intravenosa y mantenimiento inhalatorio, en la que el paciente permanecerá dormido durante la intervención y por tanto no percibirá dolor ni recuerdos de esta.

[¿Cuánto dura la intervención?]

La duración de esta técnica quirúrgica puede variar dependiendo de la complejidad de la intervención, pero suele estar en torno a 1 o 2 horas, en función de cómo el cartílago responde a la cirugía. 
Si la cirugía se acompaña de otro procedimiento o intervención, el tiempo puede aumentar.

[¿Qué ventaja tiene la operación de las orejas?]

La principal ventaja es que el resultado es permanente una vez pasado el postoperatorio. No necesita de otros cuidados pasado ese tiempo.

¿Qué garantías tiene la operación?

En Medicina la única garantía que puede ofrecerse es que el procedimiento sea realizado en un entorno hospitalario, con los medios necesarios y por personal adecuadamente cualificado.
Dicho lo anterior, nos gustaría destacar que en el caso de complicaciones se intenta minimizar al máximo costes añadidos a la intervención.
 

[¿Notarán el cambio?]

Sí, durante las primeras semanas. La gente percibirá que ha ocurrido algo, las orejas estarán inflamadas, llevará una cinta en el pelo, las orejas pueden parecer muy pegadas las primeras semanas. Aunque, por sorprendente que parezca, muy pocas personas lo notarán pasadas 2-6 semanas de la operación. Le verán igual sobre todo si ayudamos a la confusión con un peinado diferente, o una camisa/collar/pañuelo… llamativo. En un paciente correctamente seleccionado e informado, intervenido por una profesional con la cualificación apropiada, es altamente probable el éxito.

[¿Qué riesgos tiene la cirugía de las orejas?]

El sangrado, en una otoplastia tiene una probabilidad reducida, en casos excepcionales ,se puede producir un sangrado que requiera una reintervención. En mi experiencia nunca he tenido un sangrado que requiera reintervención.
La infección, aunque infrecuente, puede producirse. Para que no se produzca se extrema las medidas de antisepsia y asepsia durante la intervención y se administra tratamiento antibiótico profiláctico. No obstante, la usencia de infección 100% es imposible. En el caso de que se presente se pueden producir alteraciones en la forma del cartílago. En mi experiencia nunca he tenido un sangrado que requiera reintervención.
Cambio de sensibilidad de la zona tratada. Es muy frecuente notar un cambio en la sensibilidad de la zona operada. Lo habitual es que la paciente pierda parte de la sensibilidad de la zona y la recupere a lo largo de los meses. A veces, se produce un incremento de la sensibilidad que poco a poco, se normaliza. No es infrecuente que meses tras la intervención alguien nos golpee en la oreja accidentalmente y esto nos produzca dolor.

Cicatrización. En la otoplastia es la principal complicación a tener en cuenta. Las orejas, el centro del tórax y los hombros, son zonas en las que aparecen con mayor frecuencia queloides. Estos son un tipo de cicatriz exagerada, en el que el tejido cicatricial supera a la cicatriz inicial. Se detecta en las revisiones cuando una cicatriz empieza abultarse y a picar. Suele tardar en aparecer de 3-6 semanas. Existe tratamiento. Tratado precozmente se estabiliza en la gran parte de los casos. En mi casuística la incidencia de casos es menor al 1%.
Asimetrías. Por razones obvias no es esperable un resultado simétrico al 100%. En esta operación diríamos que la asimetría es universal, es cierto que nadie abandona el quirófano sin comprobar una y otra vez que el resultado es el deseado, pero pese a ello, es universal la presencia de PEQUEÑAS irregularidades. Cuantos más diferentes y asimétricas sean las orejas más difícilmente los resultados serán simétricos pasado el postoperatorio.

Suturas. Las suturas pueden superficializarse y tener que ser retiradas pasados Es una eventualidada relativamente frecuente que se resuelve en consulta retirando la sutura extruida.
Separación excesiva. En raras ocasiones las orejas pueden separase nuevamente, es infrecuente, pero si ocurre es necesario reintervenir. La revisión de una otoplastia en mi casuística esta entorno al 5-10%, suele producirse principalmente en oreja exageradamente protruidas y asimétricas. Aunque el resultado inicial es simétrico, durante el postoperatorio, la diferente evolución puede provocar que el resultado final no sea el esperado.

[Postoperatorio]

Tras la intervención el paciente puede tener dolor durante los primeros días. Estos dolores serán tratados mediante la medicación prescrita. Al paciente se le colocará un vendaje alrededor de la cabeza. Este vendaje se irá cambiando y finalmente se recomienda que se utilice una cinta para el pelo en sustitución al vendaje. Las molestias suelen ser muy leves. Normalmente el paciente suele marcharse a casa en el mismo día.

[Consejos postoperatorios a tener en cuenta]

Durante las primeras horas del postoperatorio es habitual utilizar un vendaje, sobre todo, en niños para evitar que un pequeño sangrado nos alarme.
Tras la primera consulta se retira el vendaje y se aplica en la zona posterior de la hora un spray antiséptico. Se limpian alguna de las costara, pero se evitará frotar sobre la herida para no provocar un leve sangrado., con el cuidado de no frotar la zona, tras la ducha se aplicara un spray antiséptico.
A partir de las primeras 24-48 horas se podrá lavar la cabeza
En las consultas sucesivas se limpiara cuidadosamente. A partir de las 2ª semana se aconsejara limpiar la zona posterior de la oreja con un bastoncillo.
Aconsejamos que acudan a todas las revisiones postoperatorias para realizar el seguimiento de la cicatriz.
 

[Vuelta a la normalidad]

El paciente podrá hacer una vida normalizada a partir del 3 día, aunque con excesivo cuidado. Podrán retomar su rutina pasada una semana o 10 días. Es imprescindible durante este periodo que el paciente evite el ejercicio físico.

[Resultados obtenidos]

Los resultados obtenidos por nuestros pacientes son muy satisfactorios. Es definitivo viendo casi desde el principio la corrección de las orejas despegadas, aunque no será hasta pasadas unas semanas, cuando se verá la colocación final de las orejas. Además, debido al lugar de la incisión, la cicatriz queda en un lugar poco visible (detrás de la oreja) y con el paso del tiempo será prácticamente inapreciable.

[¿Qué precio tiene la otoplastia en Madrid?]

El precio puede variar ampliamente en función del hospital y el equipo médico. El procedimiento es relativamente sencillo lo que provoca que muchas personas sin la cualificación adecuada intenten realizar esta operación, atrayendo a paciente con precio inusualmente bajos. El precio suele estar comprendido entre los 2.500-5.000 euros.
Siempre recuerdo a una compañera anestesista que me relato la siguiente conversación:
-Paciente: -¿ Dra. la intervención que me van a realizar es muy sencilla?
-Dra: - En sus manos imposible.

Tras exponer esta anécdota remarco que, en manos expertas, es una cirugía sencilla.

[¿Por qué confiar en la Clínica?]

El Hospital Ruber Juan Bravo es el Centro Hospitalario con mayor número de camas en Madrid Capital.
El Hospital se caracteriza por unir los mejores cuadros médicos, alta tecnología y unas instalaciones de alta calidad.

El nuevo complejo Ruber Juan Bravo del grupo Quirónsalud cuenta con más de 70 años de experiencia ofreciendo Medicina de alta calidad, integral y personalizada. Cuenta con equipos en más de 40 especialidades médicas y quirúrgicas, que atienden a cualquier necesidad que requiera el paciente apoyados por unos servicios centrales de gran experiencia y que permiten realiza tratamientos de alta calidad y complejidad.

El Complejo asistencial Ruber Juan Bravo pone a disposición de sus pacientes instalaciones cuidadas al detalle, entre las que se encuentran 250 camas de hospitalización; 12 puestos de Cuidados Intensivos de Adultos y 4 de Unidad de Coronarios; 19 quirófanos, y Hospital de Día Quirúrgico y Oncológico.

A sus instalaciones de calidad se le une el equipamiento de alta tecnología: tres resonancias magnéticas, dos tomografías computarizadas -una de ellas de baja radiación- que junto con los dos TAC intraoperatorios O-ARM, la sala de telemando, y radiología digital convierte a Ruber Juan Bravo como uno de los centros con mejor dotación tecnológica.

[Riesgos asociados a la intervención]

La otoplastia como en todo tipo de intervención pueden ocurrir complicaciones. Las más comunes suelen ser: hematomas, infección o problemas de cicatrización.

¿Se necesita ingreso?

Sí, pero es ambulatorio, es decir, el paciente abandona el hospital el mismo día de la intervención.
Tras la intervención el paciente permanecerá ingresado hasta que el equipo quirúrgico valore el alta.

¿Deja alguna cicatriz la cirugía de las orejas?

Si. Toda intervención deja una cicatriz que puede ser más o menos perceptible en función de la cicatrización de cada paciente. Ahora bien ,si la pregunta es ¿Deja una cicatriz que se nota? No. En la inmensa mayoría de los casos, por encima del 99%, podemos decir que la cicatriz de la otoplastia es imperceptible para los demás. Solo si nos fijamos atentamente, volteando el pabellón, podríamos apreciarla. Solo sería perceptible si nos apareciera un queloide de gran tamaño, eventualidad anecdótica si se aplica un tratamiento precoz.

¿Cuándo puedo volver a ducharme tras operarme las orejas?

Tras la retirada del vendaje puede lavarse la zona con cuidado, aplicando posteriormente una solución antiséptica.

¿Cuándo se puede reanudar las actividades?

La actividad tipo oficina puede reanudarse a las 48 horas. Las actividades de esfuerzos tipo jardinería, construcción, o la actividad deportiva deberían esperar hasta la cicatrización 2 semanas.

¿Cuál es la edad recomendable para este tipo de intervenciones?

A partir de los 10-12 años. Se recomienda esta edad también porque a partir de esta franja, la oreja ya tiene casi tomado el tamaño final.

¿Puede afectarme a mi audición?

No. Solo se trabaja sobre la piel y el cartílago.

¿Durante cuánto tiempo deberé llevar la cinta del pelo?

Durante aproximadamente 2 semanas o un mes según los casos.

¿Cuándo se retiran los puntos?

Aproximadamente a las 2 semanas.

>> La primera consulta

En la primera consulta se le hará un cuestionario a cerca de su salud, en la que el cirujano le preguntara si padece alguna enfermedad, toma o es alérgico algún medicamento, intervenciones quirúrgicas previas. Es muy importante que la comunicación entre el paciente y el cirujano plástico sea fluida, para que así el cirujano pueda saber cuáles son sus expectativas y que este le explique las limitaciones de la intervención.
Se le explicara, también, como se realiza el procedimiento en qué centro se realizara, sus riesgos, como es el postoperatorio entre otros. Finalmente, será informado del precio y las opciones de financiación.
La primera consulta será meramente informativa, en el caso que se quiera intervenir se le emplazará a una segunda visita, dónde se planificara la fecha de la intervención, se le tomaran fotografías preoperatorias y se le resolverán las últimas dudas, para así realizar los estudios preoperatorios oportunos para cada caso.

Sobre Mí

Doctor Marco Amaya

Cirujano Plástico y Estético Especialista en Otoplastía

El Dr. Marco Amaya aporta a sus pacientes un punto de vista objetivo sobre la realidad sus problemas, contextualizandolos de manera individualizada. Ha sido elegido como el cirujano mejor valorado de Madrid y el 2º mejor valorado de España. Formado en la Universidad de Extremadura completo sus estudios en la Universidad de Sevilla. Licenciado en Medicina es especialista vía MIR en Cirugía Plástica Estética y Reparadora, miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora SECPRE. Con experiencia internacional el Dr. Marco Amaya es experto en cirugía mamaria con especial interés en la cirugía de reducción mamaria, cirugía facial y corporal. Destaca por su afabilidad y su carácter empático.

logo IECP
Logo Ruber

dirección

Hospital Ruber Juan Bravo 39
Calle Juan Bravo 39
28006 Madrid
Telf: 911 41 25 09 / 622 75 60 00

Contacto

info@iecirugiaplastica.es