Logo IECP

Reducción de pecho en Madrid

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Cirugía de reducción de pecho con el Cirujano Plástico Dr. Marco Amaya

Técnica quirúrgica consistente en la reducción del tamaño de los senos, así como la remodelación del mismo mediante la extirpación de la grasa, tejido mamario y piel dejando unos pechos más ligeros, firmes y elevados. También se puede reducir el tamaño de la areola.
Icono ubicación

Objetivo

Conseguir remodelar el pecho grande haciéndolo más proporcional al cuerpo, normalmente por problemas físicos o puramente estéticos dejando así una estructura proporcional al cuerpo de la persona.

Icono carta

Duración

Nuestra experiencia en la técnica permite realizar la intervención en 90 y 145 minutos.

Icono teléfono

Procedimiento quirúrjico

Se lleva a cabo mediante anestesia general. Hospitalizamos a todos nuestros pacientes recibiendo el alta a las 24/48 horas.

Icono teléfono

Nivel de malestar (0 a 10)

El malestar es leve entre 2-3 sobre 10. Siendo un proceso NO DOLOROSO en la inmensa mayoría de las pacientes.

Icono ubicación

Resultados

Es sin lugar a duda la cirugía más agradecida. Si en tu caso está indicado, te animamos a que te intervengas.

Icono carta

Recuperación

roceso poco doloroso la recuperación es rápida, habitualmente a las 2 semanas han cicatrizados las heridas.

¿Qué es la reducción de pecho?

En primer lugar, aclarar que reducción de mamasreducción de pechoreducción de bustoreducción de senos, o mamoplastia de reducción son sinónimos de la misma intervención. En la inmensa mayoría de los casos se refiere a la mujer, aunque es un término que puede aplicarse al hombre que presenta ginecomastia (desarrollo excesivo de las mamas en un varón).

No hay que confundir reducción de pecho con reducción de areolas (piel pigmentada alrededor del pezón). Éste último es un procedimiento que habitualmente se suele llevar a cabo siempre en la mamoplastia de reducción mamaria, y consiste en realizar una disminución del diámetro de las areolas. El tamaño de la areola que se considera más armonioso está en torno a los 42 mm, no queriendo decir que otros tamaños sean considerados inestéticos, ya que dependerá de las variaciones anatómicas y raciales de la mujer. Tampoco confundir con la reducción de pezón que es la parte que más sobresale en la mama y que a través de la cual se da el pecho.

En primer lugar, aclarar que reducción de mamasreducción de pechoreducción de bustoreducción de senos, o mamoplastia de reducción son sinónimos de la misma intervención. En la inmensa mayoría de los casos se refiere a la mujer, aunque es un término que puede aplicarse al hombre que presenta ginecomastia (desarrollo excesivo de las mamas en un varón).

No hay que confundir reducción de pecho con reducción de areolas (piel pigmentada alrededor del pezón). Éste último es un procedimiento que habitualmente se suele llevar a cabo siempre en la mamoplastia de reducción mamaria, y consiste en realizar una disminución del diámetro de las areolas. El tamaño de la areola que se considera más armonioso está en torno a los 42 mm, no queriendo decir que otros tamaños sean considerados inestéticos, ya que dependerá de las variaciones anatómicas y raciales de la mujer. Tampoco confundir con la reducción de pezón que es la parte que más sobresale en la mama y que a través de la cual se da el pecho.

REVISIÓN Y DIAGNÓSTICO GRATIS

¿Quieres que estudiemos tu caso?

¿Cuáles son los beneficios de hacerse una reducción mamaria?

Los beneficios de la  reducción mamaria incluyen una mejoría de las molestias que provoca un pecho excesivamente desarrollado y falta de sustentación. Esas molestias pueden traducirse en:

En otro plano estarían las mejorías en el aspecto psicosocial:

¿Quién puede hacerse una reducción de senos?

Toda mujer con un volumen  excesivo de pecho, siempre y cuando cumpla estos cinco puntos:

5/5
"Elit duis tristique sollicitudin nibh sit amet. Integer feugiat scelerisque varius morbi enim nunc faucibus. Eget duis at tellus at urna condimentum. Cursus euismod."
Alex Navarro
Madrid, España
5/5
"Elit duis tristique sollicitudin nibh sit amet. Integer feugiat scelerisque varius morbi enim nunc faucibus. Eget duis at tellus at urna condimentum. Cursus euismod."
Alex Navarro
Madrid, España
5/5
"Elit duis tristique sollicitudin nibh sit amet. Integer feugiat scelerisque varius morbi enim nunc faucibus. Eget duis at tellus at urna condimentum. Cursus euismod."
Alex Navarro
Madrid, España

La edad no es determinante aunque podríamos   agrupar a las pacientes que acuden a la consulta en dos grupos de edad: aquellas mujeres  con edades comprendidas entre 17-27 años que sufrieron un desarrollo desproporcionado y las pacientes entre 35-65 años en la que tras embarazos,  o con el paso de los años han sufrido un incremento de volumen del pecho  unido a una caída del mismo.

Esta intervención va dirigida sobre todo a mujeres con mamas grandes que presentan problemas físicos de espalda, cuello, etc., debido al exceso de peso, así como irritaciones de la piel debajo de la mama o problemas respiratorios. Suele ser, por tanto, una demanda más funcional que estética.

No está recomendado a mujeres que pretendan dar el pecho después del embarazo. Ya que es probable que no se pueda dar el pecho tras la intervención.

Lugar de la intervención

La reducción de mamas o mamoplastia de reducción, es una técnica quirúrgica que requiere ingreso en una clínica u hospital y se realiza dentro de un quirófano. Nunca debe realizarse dentro de una consulta.

Preguntas frecuentes sobre la reducción de pecho

No, con matices. Los resultados de una cirugía sobre una persona nunca podrán ser permanentes. La mujer continuará envejeciendo y la mama lo hará como el resto del cuerpo. No obstante, pasados los 6 primeros meses si mantenemos el peso estable es fácil que esa variación sea muy discreta en el tiempo. Dicho esto, podemos aclarar que tras la cirugía la mama se inflama y crea la ilusión óptica a la paciente de llevar unos implantes. Pasados de 2 a 4 meses la inflamación baja, y el volumen se reduce sobre todo en la parte superior que antes estaba inflamada. El aspecto del pecho tras la inflamación será de una mama natural. El resultado se mantendrá en el tiempo siempre y cuando no existan variaciones muy considerables (+/- 6kg) en el peso de la paciente en cuyo caso esa variación será apreciable en la mama como ocurrirá en cualquier parte del cuerpo que nos fijemos.

No, con matices. En la mayoría de los casos no se puede  dar de lactar. No obstante, en casos muy  concretos en función de la técnica  podría  ser posible. Estas técnicas que permiten dar el pecho solo podrían ser viables en determinados casos. Si el volumen es  muy elevado  como regla general no sería viable.

No, con matices. Probablemente se verá  muy alterada. En términos generales se habla que la sensibilidad se pierde completamente, aunque es cierto que es  muchos casos al sensibilidad puede mantenerse.  Depende fundamentalmente del volumen a resecar, si bién, no se existe una correspondencia exacta, a mayor volumen resecado es más fácil que la sensibilidad se vea  más alterada.

Si, con matices. El mejor consejo es abandonarlo completamente 2 semanas antes y 2 semanas después, no solo para la cicatrización, sino para la función ventilatoria durante la anestesia. Dicho lo anterior, aconsejando encarecidamente el abandono del hábito tabáquico, en ciertos caso, podría permitirse asumiendo riesgos. Una paciente joven fumadora social 2-3 cigarrillos al día con un volumen a resecar no muy elevado, aunque repito mi consejo es abandonarlo por completo SIEMPRE.

No, sin matices. Las mujeres que se someten a una reducción mamaria tienen MENOS riesgos de desarrollar cáncer de mama en el futuro, por la simple razón de que se ha reducido el tejido mamario. No por ello significando que no puedan desarrollar cáncer de mama. Podrán desarrollar cáncer de mama pero en un porcentaje menor.

Nosotros recomendamos un sujetador ortopédico específico. Puede utilizarse un sujetador deportivo siempre que tenga un sistema de cierre, evitando un contorsionismo de los brazos para colocarlo mejor delante. Idealmente que se abroche en la parte anterior. Desaconsejamos sujetadores con aros hasta pasadas 6-8 semanas de la cirugía.
El sujetador ha de quedar firme, pero al mismo tiempo que la presión no resulte incómoda o molesta.

Sí, pero a partir de las 6-8 semanas tras la cirugía.
Inmediatamente tras la cirugía, debemos utilizar un sujetador deportivo, que deberos utilizar las 24 horas, solo retirándolo para la ducha. Pasadas 6-8 semanas podemos probar a utilizar un sujetador con aro. Las primeras veces utilizarlo en cortos periodos de tiempo incrementando el tiempo si no existen molestias. Puede haber pacientes que les produzca molestias y no las tolere.

Logo SECPRE
Logo ICOMEM
Logo Quirónsalud
Logo Ruber

Contacta con Nosotros

Si no puedes contactar con nosotros, déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo con la mayor brevedad posible.

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.
Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.
Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.
Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.
Tiempo
1 Hora
Anestesia
General
Hospitalización
Ambulatoria
Recuperación
1 Semana
Resultados
Inmediatos
Tiempo:
1 Hora
Anestesia:
General
Hospitalización:
Ambulatoria
Recuperación:
1 Semana
Resultados:
Inmediatos