chica sonriendo

PROS Y CONTRAS DE LA REDUCCIÓN MAMARIA

Si popularmente la intervención de cirugía plástica más conocida es el aumento mamario, la gran desconocida es la reducción mamaria. Sin embargo, la reducción mamaria es una de las cirugías que más satisfacción aporta a las pacientes.
En muchas ocasiones, las pacientes acuden a la consulta después de años dudando sobre las ventajas e inconvenientes.
Analizaremos de forma objetiva las ventajas y los inconvenientes que conlleva la intervención y daremos respuesta a las preguntas más frecuentes.

INCONVENIENTES

  • La cirugía conlleva unas cicatrices que no desaparecen y permanecerán visibles. El aspecto de la cicatriz depende fundamentalmente de la calidad de cicatrización de la paciente. Por lo general se utiliza una cicatriz alrededor de la areola, vertical y en el surco de la mama. Las dos primeras suelen evolucionar muy bien, mientras que la del surco suele evolucionar peor, dejando una cicatriz más visible, sin embargo, esta queda oculta cuando la paciente está de pie. La inmensa mayoría de las pacientes se encuentras satisfechas con el aspecto de sus cicatrices.
  • La paciente no podrá́ dar el pecho tras la intervención. Aunque es cierto que algunas pacientes pueden producir leche a pesar de haberse sometida a una reducción mamaria, la inmensa mayoría no podrán realizarlo. Si desea concebir a corto plazo, lo prudente es realizar el procedimiento tras los partos. Si sufre el proceso desde la adolescencia, la lactancia artificial seria la opción.
  • El pecho puede variar de tamaño con el paso del tiempo. El tejido mamario restante está sometido como el resto de las partes del cuerpo a la influencia de las pérdidas, o ganancias ponderarles. Pérdidas o ganancias de peso importantes (a partir de 4-6 kilos) pueden afectar al volumen mamario. Es importante tener en cuenta que si deseas perder más de 6 kilos los pierdas antes de someterte la intervención.
  • Pérdida de sensibilidad. Las pacientes sufren una pérdida importante de la sensibilidad y en ocasiones está pérdida puede ser marcada.
  • Complicaciones. Ninguna intervención está exenta de riesgos. Las complicaciones de esta intervención se producen en la zona intervenida siendo absolutamente excepcional complicaciones vitales. Cuando esta se produce se debe a factores intrínsecos de los pacientes y concomitante (por ejemplo, un paciente con un problema cardiaco no diagnosticado que sufre un infarto). Las principales complicaciones son el sangrado, la infección, la dehiscencia de la cicatriz o la necrosis grasa.

Después de leer lo anterior es probable que te preguntes: ¿pero, hay ventajas? – Pues sí, muchas.

VENTAJAS

Mejoría de las molestias y la autoestima. ¿Cuáles son las molestias?

  • Dolor de espalda. El dolor de espalda es unas de las principales quejas y mejora desde el mismo momento que la paciente sale del quirófano.
  • Dolor en el cuello. Al igual que el de espalda, mejora precozmente.
  • Marcas en el hombro del sujetador. Suele mejorar en los siguientes días.
  • Problemas cutáneos en los pliegues. Mejoran en las primeras semanas.
  • Dificultad para realizar deporte. A partir del 4º día se pueden iniciar los paseos, a partir del mes reanudar la actividad deportiva.
  • Dolor en las mamas. Como la paciente queda con una disminución de la sensibilidad este dolor también mejora.
  • Dificultad respiratoria. En algunas mujeres el peso sobre el tórax les provoca dificultad respiratoria que mejora tras la intervención.
  • Otras molestias. Los dolores de cabeza y el adormecimiento de las manos pueden mejorar con la intervención.
  • Mejora de la autoestima. En muchas pacientes el elevado volumen les provoca sentirse incomoda en muchas situaciones.

INSTITUTO ESPAÑOL DE CIRUGÍA PLASTICA

logo IECP
Logo Ruber

dirección

Hospital Ruber Juan Bravo 39
Calle Juan Bravo 39
28006 Madrid
Telf: 911 41 25 09 / 622 75 60 00

Contacto

info@iecirugiaplastica.es