Falsas creencias sobre la reducción de mamas

Chicas haciendo ejercicio. Falsas creencias sobre la reducción de mamas

En este artículo vamos a desmentir falsas creencias sobre la reducción de mamas que suelen ser más frecuentes.

La operación es muy dolorosa. FALSO

Muy al contrario, las molestias tras la intervención suelen ser leves. Si bien estas existen. Durante la primera semana son curiosamente menores que durante la segunda semana. Por supuesto hay pacientes que puedan describir su proceso como muy doloroso, pero puede afirmar que en la inmensa mayoría (90%) las molestias son leves de 2-3 puntos sobre 10.

Cuanto más pecho quitemos mejor. FALSO

No es solo falso sino que es un error a la hora de planificar el procedimiento. El pecho hipertrófico molesta principalmente porque esta caído. A todas las pacientes les pongo el ejemplo de la cabeza. A nadie le pesa la cabeza (bueno a casi nadie) , porque está sujeta por la columna sin ella la cabeza nos caería hacia los lados y sería muy molesta. Las mujeres con hipertrofia mamaria habitualmente (no siempre) son de complexión ancha y reducir el pecho mucho puede conllevar una alteración de las proporciones corporales. Como explico frecuentemente no es proporcionado que nos abulte más el abdomen que le pecho. Un pecho con un tamaño proporcionado que no está caído NO MOLESTA.

Las pacientes con sobrepeso no pueden operarse. FALSO

Si bien es cierto que lo ideal es operarse con un peso dentro de los límites normales, sin embargo, muchas de las pacientes que padecen una hipertrofia mamaria también presentan sobrepeso. Siempre explico que la paciente debe haber permanecido estable en el peso en al menos 6 meses / 1 año y que si en nuestros planes entra perder peso, lo mejor es perderlo antes de la intervención. En muchos casos, la hipertrofia mamaria impide realizar ejercicio y las molestias son tan incapacitantes que el peso puede pasar a un segundo plano.

La mejoría de las molestias se produce a largo plazo. FALSO

Es muy llamativo como las pacientes refieren un alivio del dolor del cuello y una mejora de la postura corporal a las pocas horas de la intervención. Evidentemente, la paciente que padezca una artrosis cervical severa aunque mejores de sus dolores la artrosis permanecerá tras la cirugía, pero aquella que este en un grado incipiente ralentizaremos el proceso.

Después de una reducción mamaria no podremos utilizar sujetadores con aro. FALSO.

Durante el postoperatorio inmediato desaconsejamos utilizar sujetadores con aro porque puede producir molestias en la cicatriz. Pasados 2-3 meses pueden utilizarse libremente en todas aquellas pacientes que su uso no provoque molestias.

El pecho tras una reducción mamaria vuelve a caer. FALSO

Durante el postoperatorio inmediato el resultado de la reducción mamaria es simplemente espectacular, el pecho se encuentra inflamado y parece que hubiéramos puesto prótesis. Cuando pasan las semanas la inflamación baja y la parte superior que estaba muy llena comienza bajar, esto es lo que alguna paciente refiere, cuando dicen que se les ha caído. No obstante el complejo areola pezón permanecerá a la misma distancia y no caerá. En honor a la verdad hay que subrayar que si tras la cirugía hay un cambio brusco el peso, del orden de 10 kilos tanto de más como de menos, puede provocar que el resultado de la cirugía se altere.

Las cicatrices desaparecen tras le tiempo. FALSO

Las cicatrices mejoran sensiblemente tras el paso de los meses, pero desaparecer, NUNCA . La cicatriz que suele quedar peor es la localiza en surco submamario que coincide con el lugar menos visible para la paciente, solo apreciable al elevarse los pecho frente al espejo.


Si tienes cualquier consulta CONTÁCTANOS

Un saludo.

Dr. Marco Amaya

SECPRE Falsas creencias sobre la reducción de mamas
ICOMEM
Quirónsalud reducción mamaria
Ruber reducción mamaria
logo IECP
Logo Ruber

dirección

Hospital Ruber Juan Bravo 39
Calle Juan Bravo 39
28006 Madrid
Telf: 911 41 25 09 / 622 75 60 00

Contacto

info@iecirugiaplastica.es